Terciarios Capuchinos | Fundación Amigó | Grupos juveniles Zagales

¿Qué historia se esconde en la Abadía de San José?

Cada orden y cada congregación suele disponer de un convento o santuario al que presenta como el buque insignia de su familia religiosa. Con frecuencia se levanta sobre el sepulcro del fundador. Su tumba le sirve de cimiento o de piedra angular. Da, presta solidez y fortaleza a la edificación. Y constituye como su casa solariega. Es la casa de sus mayores.

Luis Amigó, inicialmente, desea recibir sepultura en la cripta de esta casa noviciado de San José de Godella, Valencia. Aquí, donde él ha contemplado la colocación de la piedra angular del convento, la primera piedra. Posteriormente cambia de parecer. En su testamento ordena recibir sepultura en la casa de sus religiosas, en su pueblo natal de Masamagrell. Es su última voluntad. Y, como la última voluntad de un padre, se cumple. Sin embargo sus hijos espirituales siempre han considerado la casa noviciado de San José de Godella caput et mater de la Congregación. Es decir, su buque insignia, su casa solariega, la casa madre del instituto.

Integran la casa madre postulantes, novicios, jóvenes profesos y religiosos mayores. Y en ella se forman, teórica y prácticamente, los jóvenes. Se forman para «la grande obra de la reforma de la juventud que el Señor ha encomendado a nuestra Congregación», como escribe el Padre Fundador Luis Amigó. Godella sacro convento, caput et mater de la familia amigoniana.

La población de Godella está ubicada a escasos cinco kilómetros de la ciudad de Valencia. Ocupa un altillo de la huerta norte. Y está admirablemente comunicada con la Ciudad del Turia. Dispone de metro y de buenas autovías. Tal vez por esto siempre ha mostrado ínfulas de ciudad residencial. Y en Godella proyectan los primeros religiosos la casa madre de la congregación amigoniana.

El convento, y el recinto conventual, se programan a las afueras del pueblo en una extensión de alrededor de veinte hectáreas. Los primeros religiosos plantan numerosos pinos, palmeras y eucaliptos. Y cultivan, además, una amplia huerta con higueras, vides, naranjos, olivos y numerosos árboles frutales. La residencia conventual se edifica cara al sol naciente y se accede a ella por carretera comarcal. Una amplia plaza y media docena de esbeltas palmeras conduce hasta la puerta del convento amigoniano.

 

 

 

DISEÑO: Kerigma, diseño y mensaje | © 2007 RR. TERCIARIOS CAPUCHINOS. Seminario San José. Godella (Valencia)